LES MISÉRABLES

Un ser piensa y existe. Existe dentro de un transporte público, entre los miles que se mueven por la gran ciudad.

˗˗El ser humano es de pensamiento cuadrado. Todo lo hace cuadrado, y si hay un avance, no pasa de lo rectangular. Los castillos de la edad media eran cuadrados, parecían una caja de piedras con huecos que hacían de ventanas. Hoy, las casas son cuadradas, sus cuartos son cuadrados y las camas rectangulares; las puertas son rectangulares, las ventanas cuadradas. Lo que hay dentro de las casas, también. La nevera, el microondas, las mesas, las paredes, el televisor, el equipo de sonido, son rectangulares ˗˗Reflexiones iban y venían de la señora Ber-ta˗˗ ¿Será que los seres humanos nunca saldremos del pensamiento cuadrado, la visión cuadrada hacia las cosas? Vivimos bajo, dentro y sobre cajas cuadradas.

La doña se detuvo un momento a mirar, por la ventana, el paisaje urbano. La ventana cuadrada estaba casi cerrada. Buscó abrirla para tener un mejor panorama ya que tenía vidrios oscuros. No pudo. Hizo, una vez más, el esfuerzo pero no lo logró. Nadie se acercó ayudarla. Asomó un ojo y parte de su nariz. Fue lo que pudo. Y vio edificio tras edificio, uno tras otro. Todos rectangulares. Lo único que los diferenciaba era el color; también observó, las personas trasladarse en pequeñas cajas rectangulares de distintas compañías automotrices. Sacó, un poco más la nariz, para respirar el aire “puro” que podía haber a las 6 de la tarde dentro de la urbe. Adentro, en la camionetica rectangular en que iba, lo único que se podía respirar era música a todo volumen:

 Desnúdate mujer

te deseo ya tener,

Desnúdate mujer

que me provoca ya c…

Tantas vidas en poco espacio, la insensibilidad no pregunta ni conoce a quién debe responder; y más, cuando las almas no ven hacia los lados para reconocerse en sus iguales. Lo que sí todos reconocen es el mal gusto que predomina, en aquél, que no tiene bondad al colocar su música y que hace más difícil el viaje dentro de la caja rectangular.

Pensamientos iban y venían en el espacio rodante.

˗˗País de mierda. Cuando se acabará tanta corrupción.

˗˗Coño e la Madre, con ese conductor, que pone ese tipo de música a todo volumen.

˗˗Un poquito más… y me recuesto ¿Hasta cuándo sola? Hoy es viernes. Viernes y 24 semanas sin pareja. Es como demasiado.

˗˗Que Ana no me vuelva a salir con la misma pendejada esta noche. Lleva 3 noches con la peleadera. Ya obstina.

˗˗Compro 2200 de carnes, 3500 de pollos. Dejo 1400 para las medicinas. No voy a poder comprar el calcio esta vez. Mañana, paso por el mercadito a ver cuánto están las verduras.

˗˗Esa chama con ese culo… tan divinooo y anda con ese guevón.

˗˗Sólo saldremos de esta crisis cuando los ciudadanos asumamos el compromiso de construir una verdadera República.

˗˗¿Pasta con mayonesa o arepita dulce pa´ esta noche? ¿Qué cocino?

˗˗Me baño y veo la tele.

˗˗En verdad, que ese conductor es un hijo e puta ˗˗Pensó y luego gritó˗˗ ¡Coño bájale volumen a esaaa vainaaaaa!

Y el volumen dentro de la camioneta se bajó. Y totalmente. Todos los pensamientos fueron interrumpidos. Las conciencias se quedaron en blanco hasta que escucharon inmediatamente:

˗˗¡Muy buenas tardes a toos los presentes! Estamoos aquiií… pidiendo la ayudaaa de todos ustedes en esta tarde hermosa y caliente. Tooos queremos llegar a nuestras casas finooo y tranquilos. Nosotros también ˗˗El ritmo, las pausas y la entonación de la voz sin rostro, que salía del principio de la camioneta, era una mezcla de autoridad y bajeza humana˗˗ Mi compañero va a pasar por cada uno de ustedes recogiendo su amable colaboración ¡Que tengan feliz tardeeee!

Para los pasajeros sentados al final, se comenzó a ver un cañón largo que sobresalía de las cabezas que estaban parados en el pasillo, lentamente apareció un muchacho pálido, delgado, de camiseta blanca, con una bermuda negra y roja. Su cara de acentuados pómulos estaba llena de acné. Una mirada desenfocada y vidriosa decía a que iba y lo que estaba dispuesto hacer. Pero se consiguió la de muchas que estaban cargadas de tensión política, frustraciones personales, desesperanzas, arrecheras.

La pequeña caja rodante estaba a punto de reventar.

Nadie se movió. Mientras el ser humano de cañón largo continuaba moviéndose, la señora Berta recordó a su nieta, su sonrisa, su inocencia; su primer atardecer en la playa; cuando parió a su hija Anabel. No hubo ningún hombre que recordar. Sus pies se pusieron fríos. Miró a quienes estaban, en ese momento, compartiendo con ella una experiencia muy humana. Nadie conocido. Pensó que hay momentos importantes o muy difíciles que se comparten con personas extrañas. Se hizo más consciente de lo desconocido que era todo a su alrededor. Estaba dispuesta entregar lo que pidieran en nombre de poder continuar compartiendo con su nieta. Seguía observando a las personas y nadie se movía. La falta de movimiento la puso nerviosa. Sabía que era una respuesta. Y para ese tipo de respuesta hay consecuencias. No hay un llegar finooo a la casa.

˗˗¿Qué pasoooó Wincho? ¿Ninguna respuesta? ˗˗Gritó el líder desde la puerta y con su arma apuntando al chofer.

˗˗Negativooo.

˗˗Bueno… señores comenzó la tarde para todos. Mire chofer ciérreme la puerta y va agarra la próxima entrada pa´ la autopista. El que se mueva, lo vamos a quemaaá. Lo primero que van hace es tirar celulares y todo tipo de correa pa´ el piso. Celular que vea activaoo, me quemo a la persona ¿Entendioo? A partir de este momento mando yo ¿Por qué mando? Por esto ˗˗En ese momento mostró su arma de alta potencia˗˗ ¡Quiero silencio! Quien no colabore vaya pidiéndole a su santo que lo reciba en el infierno.

˗˗¡Pam! ¡Pam! ˗˗Dos disparos con silenciador fueron lanzados al techo.

Doña Berta escuchó que la señora, sentada a su lado, comenzó a llorar. Le tomó su mano con fuerza para compartir el temor. Sintió como su pantaleta se comenzó a mojar. Pensó en Karina, su nieta. En su diente flojo.

˗˗¡Quiero las cabezas agachadas! ¡Wincho! ¡Wincho! ¡Pégale un cachazo en la cabeza al señorito de franela anaranjada por no bajar la cabeza! ˗˗El golpe se dio. Fue acompañado de dos rodillazos. Ya era la rutina de comenzar a intimidar y crear terror en las conciencias de quienes iban a someter ¡Ahora sí, chofer, como ya todos se calmaron prenda la música a este funeral!

El transporte tomó vía autopista. Ya la caja rodante no se veía por la oscuridad que comenzaba a caer. La luz adentro estaba apagada; por supuesto, que estaba apagada.

Al día siguiente, unas manos sostenían un periódico casi cuadrado. Informaciones en forma rectangular.

La persona leía un artículo de sucesos referente a un transporte público secuestrado por antisociales. La noticia informó que ambos antisociales fueron abatidos por las mismas personas secuestradas. En la acción, fallecieron 3 pasajeros y el chofer como consecuencia de la lucha que tuvieron con los delincuentes. Hubo una víctima más. Una señora mayor murió al tratar de huir cuando llegaron al sitio donde los delincuentes iban a despojar de las pertenencias a los secuestrados. Fuentes no oficiales afirman que fue un linchamiento a los antisociales. Los victimarios pasaron, al final, a ser víctimas de la ira de seres que viven bajo un sistema que no produce el equilibrio y las condiciones necesarias.

Las manos cerraron el periódico. El ser humano reflexionó.

˗˗Y pensar que las personas fallecidas las meterán en una caja rectangular, y luego, las meterán en un hueco de igual forma ¡Por Dios! Seguro… que hay algo más.

De repente, una voz infantil gritó desde el patio de la casa:

˗˗¡Ven, abuela! ¡Ven! Se me cayó el diente.

 

Autor: Milton Blanquin

El ser humano vive en un gran y viejo Sistema, en él se encuentra inmerso los sistemas políticos: capitalismo, socialismo y comunismo; así como también, el sistema religioso, el sistema económico, el sistema de producción, el sistema social, el sistema urbano y otros. En resumen, micro-sistemas que nutren y alimentan al macro. Generalmente, las personas perciben con claridad como funciona los micro-sistemas y hacen referencia constantemente a ellos, pero casi nunca al macro. Parece como si estuviese velado, ignorado. Pero está allí… activo y mandando en el modelos de vida y en el modelo de conciencia que los seres humanos deben manejar para vivir en él

¿Alguien ha logrado visualizar que hay más allá del macro sistema? ¿Cómo transformarlo? ¿Cómo serían las relaciones humanas con un sistema más elevado de vida? ¿Cómo se lograría visualizar la creación, el universo, el cosmos?

El macro-sistema posee columnas y bases para su desarrollo y sustento. La base es el egoísmo. Las columnas todo lo opuesto a lo que es una República: injusticia, desigualdad, falta de fraternidad y de una verdadera Libertad. Revise la historia y verifique si en alguna etapa de la humanidad, se ha logrado practicar otro sistema o modelo de vida. Nunca. Por lo menos en la historia conocida.

Así como el sistema tiene su base y sus columnas, posee alma, para llamarlo de una manera. Esa esencia que nutre a su ser: la división. Todo aquél ser humano que divide contribuye consciente, o no, a que el sistema se fortalezca y prevalezca a través del tiempo. Los micro-sistemas se mueven a través de la división:

Sistema Social: El millonario, el rico, clase alta, clase media, clase pobre o baja y los marginales

Sistema religioso: El Budismo, El Cristianismo y todas sus ramificaciones, testigos de jehova, las religiones afrodescendientes, las religiones árabes y muchas más. La mayoría creada por los seres humanos para ser intermediarios con la deidad.

Sistema Urbano: Countries, Urbanizaciones, barrios, etc.

Sistema Político: Capitalismo, socialismo, comunismo. Derecha, Izquierda, Centro o ultra derecha, Centro o ultra izquierda, centro y los “apolíticos”

Sistema racial: Blanco, moreno, negro, indio…

.

.

.

La historia del ser humano se ha basado en la lucha por alimentar la división: guerras religiosas, guerras imperiales, guerras raciales y culturales, guerras ideológicas, luchas de clases. Por estas guerras se han gastado millones de millones, han arruinado países, han muerto millones de seres humanos

Se pregunta, después de tantos siglos de oscuridad y de guerras ¿El macro-sistema se ha debilitado, mejorado, elevado? ¿Transformado? ¿O se ha fortalecido y continua intacto?

El viejo Sistema se ha incrustado en la conciencia de los seres humanos, tan es así, que los seres humanos se han acondicionado a visualizar lo anormal, y hasta lo aberrante, como normal. Y aquel ciudadano, luchador social, filósofo u otro, que plantee algo más allá de lo que establece, Stato quo, el macro-sistema lo etiquetan de soñador, que vive en una utopía. Se recuerda la Caverna de Platón. Lo normal, lo real, se visualiza como sueño, como algo no realizable. Y lo oscuro, lo anormal, lo aberrante, se toma como real ¿Será por ello que la injusticia, la desigualdad, la falta de fraternidad y Libertad, reinan a sus anchas sin que nadie intervenga en su reinado? Y algunos pretenden hacer justicia desde la injusticia ¿Se entiende? ¿Se entiende para aquél que visualiza desde fuera de la oscuridad, afuera de la caverna? ¿Será tan igual como un “ciego” pretenda guiar a otro ciego?

¿Será por ello que en cada época han surgido verdaderos luchadores pero que al final, es muy poco lo que hace después de tanto esfuerzo y el sistema ha continuado intacto? ¿Las luchas a través de un micro-sistema, como el sistema político, que ha contribuido y contribuye a la división puede crear República o una verdadera justicia que contribuya a debilitar, realmente, al macro-sistema?

Es vital despojarse de los viejos paradigmas que enseñan y educan los micro-sistemas a la conciencia de los seres. Y comenzar a visualizar con claridad  al macro-sistema y su forma de laborar y encadenar a los seres humanos, sino este artículo para los “dormidos” de conciencia, o encerrados en la caverna, el redactor es un idiota más escribiendo ideas desviadas y sin sentidos, visualizando un mundo que no existe.

¿Y qué papel tiene una verdadera Educación, que no ha llegado, en lo antes analizado?

En algún momento de nuestra historia humana, veremos a los ojos de nuestros iguales sin paradigmas que dividen, en la verdad que somos.