Por Fulgencio Hernández

 

La mañana del domingo, se realizó el encuentro con el estudiante Willie Lamp en una cafetería al este de la ciudad. Llegó a la entrevista con unos jeans azul claro y una chemise con un diseño artístico de colores verde y naranja. De apariencia agradable, tez moreno claro, cabello liso. Lo primero a notar es su mirada firme y con vitalidad, acompañado de una voz profunda. Gusta de articular las palabras cuando busca acentuar un concepto de importancia para él. Pedimos un café e iniciamos la conversación haciendo  referencia a la música que sonaba en el local, para ese momento.

FH – ¿Música caribeña o la clásica?

WL – De acuerdo al momento y a lo que se quiere vivir. Clásica para crear. Música de opera para cocinar pasta. Caribeña para bailar. Así como la mayoría de los platos necesitan de ciertos condimentos para tener buen gusto, la música es el aliño que se pone a la vida para que tenga buen gusto. No sólo de sal, vive el hombre.

FH Ya no sólo hablando de música ¿Cuál es el mejor aliño para darle sabor a la vida?

WL La Libertad ¿Hay otro? Es el inicio y el cierre. Sin libertad ¿Qué somos como seres humanos? ¿Te lo has preguntado? Los seres más libres son los más felices, en realidad. Los grandes cambios y avances dentro de la historia o se ha hecho en nombre de la Libertad o ha estado implícito en ello. Nuestro continente nació, nuevamente, gracias a ella. Y te coloco un ejemplo cotidiano y que puede parecer simple. Después que despiertas cada mañana y antes de salir por la puerta del cuarto, ya has elegido varias acciones: si te levantas o no, con qué pierna te levantas, te cepillas o no los dientes en ese momento, si vas o no al baño antes de salir del cuarto, si te vistes o no, qué ropa te colocas y hasta qué vas hacer en el transcurso del día. Elegir a cada momento las acciones a realizar, las decisiones a tomar o los objetivos por cumplir, es tener la libertad para hacerlo ¿Ahora, imagínate sino tuvieses la libertad para elegir, discernir o decidir? Y te hablo en el ámbito personal, qué decir cuando la Libertad está relacionada con un país, un continente e involucra a millones y millones de seres humanos.

FH – ¿No te parece que son temas muy profundos para un joven de tu edad? Eres como muy maduro ¿No lo crees así?

WL – ¿Maduro? No creo que sea maduro. Sencillamente soy una persona… despierta, curiosa, que ve. Sí, creo que en ver-dad de allí surge todo. La capacidad que tengo para ver, la mayoría de las personas sólo miran. Ver no es mirar. Ver es entender. La conciencia de masa de la gente se basa en mirar las formas. El ejemplo más representativo son los museos y galerías de nuestra ciudad, están vacíos en comparación a la cantidad de la población que puede visitarlos. La gente se dice, para qué mirar figuritas y manchas de colores. Y tienen razón si lo ves desde ese punto de vista. Mirar es como saber. Ver es como entender ¿Por qué tengas más información, te hace una mejor persona? Ahora, seguro que quienes cambiaron la historia para mejor, entendían cómo hacerlo. Pudieron ver cómo se podía mejorar, cómo se podía cambiar. Y entendieron cómo hacerlo.

FH – ¿Y qué ves con respecto a lo que está pasando en nuestro país? ¿Crees que nuestros dirigentes están entendiendo sobre la profunda crisis que se está viviendo?

WL – Si, ellos mismos generaron la crisis o la profundizaron es porque no están entendiendo ¿Es lógico? Si entendieran el servicio que deben prestar la crisis no se hubiese generado o profundizado. A mi parecer, más grave es que millones de seres humanos, los dirigidos, no entiendan lo que está pasando, o en este caso, no vean. Una persona puede dirigir a millones de seres hacia un barranco, es cuestión si los dirigidos eligen aceptar o no. Si entienden o no que hay seres que los están conduciendo hacia la negación como sociedad. Cada ser humano tiene la libertad para elegir entre la paz y el odio, entre avanzar o el resentimiento, entre paradigmas correctos y en avance, o, retrógrados y estancados. En lo particular, me pasó una experiencia relacionado con ello, recientemente. Me tocó elegir y elegí. A partir de esa decisión, apliqué una acción, pude crear un blog. Me dio a conocer y gracias a ello, estamos aquí. Ver, elegir y accionar. Es una tríada para el desarrollo y la evolución.

FH – ¿Las personas se preguntan, quién te enseñó todo este conocimiento?

WL – El estudio. Tumbar la ignorancia es la clave. Desde pequeño me gusta estudiar, pero no cualquier cosa. Siempre me agradó lo que nos hace mejores seres humanos, lo hermoso, lo grande. Y quién me enseñó la importancia de estudiar, mi mamá que es cocinera. La vieja Juana que todavía está dispuesta a estudiar y ser maestra después de tantos años y luego de haber sido doméstica, y ahora, cocinera. Desde pequeño me habló de las limitaciones que tienen los seres humanos que no se preparan dentro de una sociedad injusta y desigual.

Ya no había aroma de café, así que pedimos un postre para disfrutar la conversación que teníamos.

FH –  Willie ¿Te identificas con una ideología o un partido político, en específico?

WL – Te respondo con claridad. Me identifico es con mi país, con lo mejor de mi Nación. Con los instrumentos que nos hacen crecer, avanzar. Con los Valores que nos identifica como Pueblo. Lo demás, en práctica y acción ¿Realmente, ha servido para algo? ¿O más bien, ha producido divisiones, desacuerdos, odio, resentimiento, estancamiento’ ¿Y así crece una Nación? Lamentablemente, nuestro país no posee identidad. Así lo veo. Una ideología quiere parecer a una Nación del norte; la otra ideología, ni siquiera desea ser como otra nación, más bien, quiere parecer a la ideología del partido político de otro país. No tenemos identidad. Observa el mundo ¿Los ingleses quieres ser como los chinos? No  ¿Los chinos quieren ser como los alemanes? No ¿Los alemanes quieren ser como los norteamericanos? No ¿Los norteamericanos quieren ser como los franceses? No ¿Los franceses quieren ser como los japoneses? No. Cada país tiene claro su propia identidad, son lo que son. De allí, que han sido naciones que llegaron a ser fuerte. A mí, me inspira muchas de esas naciones, me encantan sus desarrollos y algunas propuestas. Pero otra situación ha pasado aquí, los que dirigen nuestras vidas han querido ser como otros ¿Y cómo está el país? Y no sólo esta situación grave, sino que niegan nuestros orígenes como nación soberana. Los de la derecha prácticamente no quieren a nuestros padres fundadores, los utilizan como protocolo o para ciertos intereses. Seguro que si vivieran los negaran en vida. Bueno… lo veremos en esta nueva etapa. Los de la izquierda, lo utilizaron como propaganda ideológica. Nada más. Buscaron montar un modelo que fue en contra de lo planteado por los padres fundadores. Son anti Repúblicas, en acción y hechos. Quien niega su origen, es decir, quien niega sus bases no puede formar las columnas de una Nación. Sin columnas no hay desarrollo. La realidad de lo afirmado es abrumador para nosotros como pueblo. Yo soy joven y lo entiendo.

FH – Ya para finalizar ¿Simón Bolívar?

WL – El amor. El amor por un ideal. El amor por la Libertad. La Voluntad que no descansa. El inicio. El replantamiento. El visionario. La identidad. El ser humano que puede ver. La única conciencia dentro de la historia humana que planificó y ejecutó la libertad de 5 países. Y por ello, se respeta.

Anuncios