En el presente blog, se ha utilizado la historia como soporte de la evolución del pensamiento, las acciones y la forma de organizar del ser humano. Una vez más se utilizará este valioso instrumento como medida de precisión.

Durante varios siglos, lo que hoy se conoce como política, era manejado a través de un sistema monárquico: un rey como cabeza mayor y una corte que lo “ayudaba” a reinar: Barón, Caballeros, Sir, etc. Ellos representaban una minoría; luego, existía, el pueblo, que era la mayoría, que para subsistir trabajaban bajo las órdenes de un miembro de la Corte. Generalmente en sus tierras. De su trabajo forzado, sólo quedaba un pequeño porcentaje. La mayoría iban a las arcas del supremo. Lo más delicado, es que cuando por intereses de riquezas, expansión de tierra, se iba a la guerra (Algo normal en la edad media) el pueblo debía recurrir obligatoriamente. El negarse, era una declaración en contra de quien te “protegía”, por lo tanto, se perdía la poca estabilidad que se podía tener: casa, tierra de cultivo, espacio para vender lo trabajado.

El sistema monárquico se encargaba del aspecto político, económico, la parte material. La iglesia o religión, se encargaba del aspecto espiritual, “filosófico”. La religión también tenía su corte para decidir, conjuntamente con los monárquicos, sobre el destino del pueblo: sus límites, las “verdades” a manejar, el modelo de vida a llevar, los gustos que se debían tener, que se debía, o no, pensar. Hasta el grado de ignorancia que se debía tener. Nada era improvisado. En conclusión, unos pocos mandando y casi la totalidad obedeciendo, se puede decir hasta sumisamente.

¿Ha hecho una comparación de los hechos ocurridos y sufridos en el ayer con los de hoy? ¿El Fondo ha cambiado? ¿Es lo mismo pero con luces de neón? ¿Quiénes son los duques, los barones, los caballeros, los sir, de ahora? ¿Lo ve? ¿No? Pero si está muy claro. Se Continua.

El poder de la Religión era enorme. Un Papa tenía más o igual de poder que un rey ¿Si eran llamado los representante de Dios porque no se hicieron los defensores del pueblo? Disculpen la ignorancia ¿Será que Dios no creen en las bases de una República: Libertad, Igualdad, Justicia y Fraternidad? Ahora se logra recordar, cuando un príncipe era nombrado rey, se hacía en nombre del Supremo. Y de allí, que se necesitaba la aprobación y la bendición del Papa. Pero se pregunta ¿Dios cambió su forma de pensar o el también tiene su proceso de madurez? ¿Por qué? Ahora, ya no hay casi ningún rey en los casi 200 países que habitan el planeta. La lucha de los pueblos transformaron los sistemas de aquel entonces. Es decir, le cambiaron la forma con que Dios organizaba a los seres humanos. O él maduró y dijo: hay nuevas realidades por hacer ¿O más bien, han sido valores muy humanos utilizando su nombre? Y si es así ¿Para lograr qué? ¿Quién paga por tantos siglos de sufrimientos, dolor e injusticias? Lamentable… es la historia del ser humano, en especial, para los pueblos.

Despierta Pueblo.

En los actuales tiempos, continúa el clasismo. Si, la historia cambió su forma, pero no, su fondo. Después de siglos, y la misma historia de los ricos queriendo atropellar a los pobres. La diversidad para serlo, ha ido creciendo. Hay más instrumentos sutiles para dominar el pensamiento para que conduzcan a una forma de pensar y de creer. Es la lucha por la aceptación ¿La aceptación a qué?

En los actuales tiempos, ya no existen las pailas del infierno, ni el pago por un pedazo de cielo (Indulgencia) ni créditos para pagar por los pecados concebidos, ni la hoguera para los que estudiaron y propusieron conocimientos que elevaran la conciencia del ser humano

Rodilla en tierra ante ti, Giordano Bruno. Desde aquí, la verdadera historia te reivindica nuevamente.

Ahora, Dios se hizo dinero. Consciente, o no, hay un culto a todo lo que puede producir. El dinero marca la forma de vida. Siempre lo ha hecho pero ahora la economía tomó el espació que poseía la religión en el pasado. Y la política está cumpliendo la función que llevaba el sistema monárquico. Ya no hay rey sino presidente; ya no hay barones sino senadores, caballeros sino diputados, sir sino concejales. La corte de los nuevos tiempos.

Y el pueblo continúa similar. Sigue siendo el 99%. Le enseñaron bien a ser sumisos a quien dirige. A poner su fe en otros, y no, en ellos mismos ¿Las ideologías, de ahora, utilizarán las mismas filosofías? ¿Utilizarán la técnica que a través de un líder se puede salvar una nación? ¿Qué el pueblo sólo no puede realizarlo? ¿Y qué significa ser un servidor público, será el ayudar a canalizar lo que el pueblo, de a pie, propone?

¿Es interesante saber, por ejemplo, cuántas imágenes existen en un país, de su presidente, incluyendo oficinas, vallas, metrajes en los medios de comunicación? ¿Cuántos millones se gastan en proyectar la imagen del representante? ¿Cuántos millones más por publicitar la imagen de lo que representa una ideología? Con hechos se demuestran la importancia que tienen para las ideologías, la representación. Quien redacta, jamás lo permitiría ¿Imagen? la del pueblo. Todas las que quieran. Que aprendan a creer en ellos, más que sus representantes. Pero eso, es parte de la ideologización tanto política como religiosa. Un modelo: “Cree en nosotros que somos la salvación para ti” “Sólo el ………….  traerá prosperidad, justicia…” “Se necesita de liderazgos”. Con el modelo político que existe, la representación es vital (leer el artículo anterior). Creado para que funcione así ¿Pero se puede cambiar?

¿Cuántas decisiones vitales en un período de gobierno, el pueblo, el ciudadano común, el no ideologizado por un partido, fue consultado, consulta popular? Y a partir de allí, se tomó una decisión con información transparente para todos donde cualquier ciudadano puede revisar su aporte ¿Se puede presumir, que no se hace por qué los representantes no creen, o no les interesa, la decisión del pueblo todo, en especial, lo que están más allá de su propia militancia? ¿Pasaría por encima de los intereses ideológicos de quien gobierna? ¿Y si es así, hay democracia? ¿O qué razón puede existir?

Década tras décadas, los ideales que hay dentro de las ideologías terminan consumidos por la estructura, organización y el modelo que forman los sistemas ideológicos ¿No? ¿Mentira? Investigue la historia. Que la verdad vaya por delante. Desde aquí, un deseo sincero de una verdadera transformación. Revolución.

Lo delicado es que “Creer en el representante más que en el propio pueblo” se ha hecho parte de la conciencia colectiva, después de tantos siglos. Hasta donde se ha investigado, casi ningún representante le ha interesado hacer una nueva propuesta, un nuevo modelo, donde el pueblo sea su protagonista, donde exista una verdadera democracia. Una verdadera.

Aquí, se lucha más por el pueblo, por el protagonista, que por una ideología, que por un representante o miles de ellos.

En el pasado, la mayoría del pueblo terminaba justificando las acciones de quienes fortalecían los modelos ideológicos establecidos. Era un pecado cuestionar o hasta traidor el hacerlo ¿Y ahora, usted lo hace?

La Libertad comienza cuando se abre paso a la verdad. Y preguntándose ¿Hay algo más allá?

Anuncios