5:00 am: María se levanta enciende las noticias en su tv. Le llama profundamente la atención que las misma noticia es manejada en forma diferente según sea el canal y la ideología que cada uno de ellos apoyen. Tenía interés en la noticia porque quería conocer la verdad de lo sucedido, pero al final terminó confundida porque mientras más revisaba, más divergencias habían sobre la misma información.

6:30 am: Se baña, se prepara la comida y la de su familia, se sienta en la silla de la mesa; luego, friega los platos, se cepilla los dientes con una pasta dental vieja y un cepillo electrónico. Se pone la ropa del trabajo. vuelve a ver la televisión y se retira. Por un momento piensa: sin dinero no tuviera agua, alimento, silla, platos, pasta, cepillo, traje, tv, televisión por cable, electricidad ¡Oh… Dios mío! Hay que pagar por cada actividad y momento que tengo dentro de mi casa, en mi propia casa.

7:00 am: Se monta en la camionetica para ir a su trabajo,  su carro está en el taller para cambiar algunos repuestos. Tenía que montarse en la puerta ya que no cabía una persona más. O iba guindado o la guindaban por llegar tarde al trabajo. Y esperar otra camioneta, era vivir la misma experiencia pero con otras personas. Le llamo la atención que la mujeres estaban parada igual que los hombres, prueba de ello era también la señorita parada frente a ella recibiendo la brisa matutina. Se preguntaba por qué nadie supervisaba la cantidad de gente, si eran gente casi animalizadas, dentro de un transporte público. Pero lo que más le molestó a María era la música, la bendita música que terminaba de llenar el poco espacio que quedaba entre las personas y a un volumen digno de un sordo.

8:00 -11:00 am: Llega a su trabajo.  Labor que debe cumplir por 9 horas. Se puede decir que dura casi 12 horas en la calle, entre idas y venidas,  gracias a la estabilidad laboral. En los pocos momentos que tenía esparcimiento mental dentro de su trabajo, disfrutaba de recordar pasajes de su vida personal. Ese día, recordó los 16 años que tuvo que pasar dentro de la educación para prepararse profesionalmente y ocupar el cargo que tenía. Se preguntó si la educación le había servido para algo más allá de lo profesional. Se preguntó si la ayudó a ser mejor madre, mejor hija, mejor familia, mejor ciudadano, amar la naturaleza, ayudar a su comunidad, hacer nuevas propuestas para mejorar la ciudad, si le ayudo a encontrarse a si misma como persona, como ser humano, como mujer. Y la respuestas fueron no… no… no…. Pensó que tantos años, tantos niveles, para que al final sólo la prepararan para trabajar. Se dijo que por lo menos había adquirido conocimiento y quiso recordar lo aprendido en biología de bachillerato: la fotosíntesis, las leyes de Mendel… el cuerpo humano. No pudo recordar más ni siquiera dentro de esos temas que recordó ¿Ud lo recuerda? Paso a otra asignaturas y era casi igual. Se iba a inquietar por el hecho descubierto. Pero el trabajo y sus presiones no lo permitieron.

12:00 pm: María almuerza con unos compañeros en una oficina diseñado para ello. Comen en su trabajo ya que no hay el suficiente tiempo para salir y regresar; también, porque comer afuera implica un gasto respetable en su mensualidad.

1:30 – 3:30 pm: Le entrega un informe a su jefe. La mayoría de su labor corresponde hacer actividades donde los superiores le indica que hacer y que no hacer. En resumen, la misma rutina, la misma actividades día tras día. Pero la rutina ese día cambió porque los jefes estaban muy molesto y la llamaron porque según unos compañeros de almuerzo, ella había comentado los beneficios de una actividad de un sector político, sector político adverso para la organización. Prácticamente la reunión cumplió su objetivo, que ella se retractara de lo comentado de una u otra manera. Sabía que el no hacerlo la perjudicaría más adelante luego de tanto años laborando allí. Comprobó, una vez más, que no pagan por pensar y que el sistema se siente satisfecho cuando no presentan criterios e ideas propias.

5.00 pm: Sale de la rutina, disculpe, del trabajo. Producto de la reunión comentada, quería salir a despejar la mente. Quería entrar en contacto con la naturaleza, un ambiente que la llenara de paz, armonía, equilibrio, luego de horas de labor y tensión. Caminó por muchas cuadras, no había parques. Caminó y caminó, no había plazas. uno que otro árbol en las aceras. Calles llenas de gente, tráfico. A la hora pico, eso si había como arroz. Se cansó de buscar para equilibrarse. No quería ir a la plaza mayor que era lo único que había. Cerró los ojos para imaginar lo que ni un político, arquitecto, economista, dirigente, habían construido para la comunidad. Imaginó unas caminerías, un lago, la naturaleza viva dentro de cada municipio de la ciudad. Se vió entrando en una de ellas a descansar para equilibrarse. Unos minutos transcurrieron. Abrió los ojos, el mismo ruido, los mismos tráficos, el mismo desequilibrio visual.

6:00 pm: Se montó en su camioneta. La carga ambiental dentro del transporte, a esa hora, era más fuerte que en la mañana.

7:15 pm: Llegó a su casa a cocinar para la cena, y luego, seguir cocinando para el almuerzo del esposo y de ella para el día siguiente.

8:30 pm: Ayuda a terminar la tareas de sus niños. Al finalizar, comparte 30 minutos con ellos. Un gran esfuerzo porque debe salirse de las actividades a las cuales todavía se siente conectada. Lo hace y solo le quedan 15 minutos para realmente compartir.

9.00 pm: Dormido sus hijos, se sienta a ver el entretenimiento que tienen la mayoría de los ciudadanos: la televisión. Comienza con el noticiero, noticias negativas sobre los hechos ocurridos en el mundo y en el país. Publicidad. Cambia de canal, un héroe de un país desarrollado matando a cientos de asiáticos. Publicidad. Cambia de canal, una película futurista, de un famoso director, donde el planeta es destruido. Publicidad. Cambia a un canal deportivo para ver algo más positivo, una pelea por el título mundial. Publicidad. Cambia de canal para ver una telenovela, la esposa le es infiel al protagonista, pero no importa porque ya él estaba enamorado de la sirvienta. Publicidad. Apaga la televisión.

10:30 pm: Se acuesta a dormir. Ya a punto del descanso, su esposo, preocupado, la llama para recordarle que mañana debe pagar la tarjeta de crédito.

¿Para esto se nace? ¿El sistema se organiza, y se hace mucho esfuerzo en ello, para esta forma de vida en el que viven millones de millones de seres humanos en el planeta? ¿ Algún dirigente, líder, persona respetable, habrá pensado que hay algo más allá como modelo de vida, que hay algo más allá que defender sus intereses, su ideología, su partido? ¿Alguien piensa en seres humanos como María? ¿Alguien habrá pensado planificar y ejecutar a partir de la belleza y de la felicidad para los seres humanos? ¿O nacer es parte de un castigo? ¿Impuesto o un proceso natural?

Y tu Ciudadano-pueblo ¿Qué has propuesto? Cada quien recoge lo que siembra por lo que hace o no hace.

Sin ideas no hay camino. Sin nuevas ideas no hay nuevos caminos.

No basta con Indignarse.

Anuncios