Cuando el ser nace no posee paradigmas, su base conceptual son imágenes del mundo que le rodea, imágenes sin nombre, sin conceptos.

Cuando el ser es niño, el sector económico lo educa a través de la publicidad. Le dice que es bueno y que no. Que debe, y que no, adquirir para ser feliz. A través de programas, que historias debe creer y cuales son el tipo de héroe al cual seguir. EL MUNDO DE LOS PARADIGMAS NACE CON CLARIDAD.

Cuando el niño crece, el sector religioso le dice en quien creer. Le dice cual es su base espiritual. En quien se debe depositar la Fe.

Cuando el ser es joven, el sector político te dice cual es la ideología en que se debe apoyar. Te dice quien es el “malo” y quienes son los “buenos”. Te dicen a quien debes seguir y depositar tu fe para que resuelva tu vida, la de tu familia y la de tu país.

La educación te dice lo que debes repetir. Años formándote en repetir, y no, en construir.EL CÍRCULO SE CIERRA.  LA BASE DE LOS PARADIGMAS SE COMPLETA.

EL SISTEMA YA HA HECHO SU TRABAJO DE FORMACIÓN.  Ahora… la vida es así. El modelo político es así.  Las ideologías son así. El modelo económico es así. ________ es así. Y nunca la transformación desde su bases será una opción a elegir.

Cuando el ser es adulto, los diferentes medios e instrumentos de persuasión fortalecen los paradigmas que contribuirán a que la persona alimente el sistema. La Educación no contribuye ni está planificado para que el ser pueda romper los viejos paradigmas ni se de cuenta sobre que existe un sistema bien organizado para decirte toda la vida que debes hacer, como comportarte, que es aceptado o no y en quien debes creer para que salve tu vida.

¿Cuándo el ciudadano dirá, cuándo el pueblo dirá para construir?

Se invita a pensar.

Se invita a pensar en todas las actividades importantes de un ser humano y la relación que tiene con lo antes dicho.

LA HISTORIA DE LOS PUEBLOS TENDRÁ SU BASE EN UNA VERDADERA PARTICIPACIÓN.

Anuncios