La verdadera batalla no es ideológica, ni por el petróleo ni la economía. Esos son los efectos de una causa. Han cumplido de efecto distractor dentro del sistema

Por no saber por qué se lucha realmente, dicho de otra manera, por luchar  contra los efectos y no las causas, sólo pequeñas ganancias se han conseguido.

La verdadera batalla es quien mantiene los viejos paradigmas que han sostenido al sistema por siglos. Nunca ha habido una transformación real durante la historia. Y en este blog se ha demostrado y presentado. Son cambios de escenografía, de maquillaje, de actores, pero la historia ha sido igual y continua.

Se repite de nuevo, es porque se ha luchado es contra los efectos, y no, las causas.

La base conceptual del sistema, y como funciona, se ha mantenido en la historia de la humanidad. La pregunta es ¿Un grupo la inventó? ¿Quién lo ha mantenido durante la historia? ¿Cuáles son sus objetivos?

Por ejemplo, el sistema se mantiene con el paradigma de la Representación, un grupito. De allí, que todos aquellos que laboran en ese modelo pueden estar, queriendo o sin querer, contribuyendo a sostener y consolidar el sistema. Un sistema que esta creado para que todos sus mecanismos que lo hacen funcionar, llámese política, economía, medios de comunicación, religión, inviten, inciten, promuevan la división, el resentimiento, el sectarismo, otros, pero especialmente, el egoísmo. El egoísmo de manera solapada. Con egoísmo no habrá justicia.

Fue tan bien realizado el sistema, que muy pocas personas dentro de la historia, lo lograron visualizar como un todo. Siempre se enfocaba que “Que la política no funciona” “Que la economía está en crisis” “Y todo es por responsabilidad de tal ideología” “Todo es culpa de…”. Siempre el efecto y no la causa.

Las actividades que generen oposición, división y sectarismo alimenta el sistema. Un sistema que no labora para que exista justicia, igualdad, fraternidad y la libertad, en especial, la libertad de conciencia. Aquí se acaba de mencionar un punto importante: la conciencia ¿Recuerda una etapa en la historia donde se practicó la libertad de conciencia en un país o región conducido por los Representantes?

Como el modelo ya está establecido, cuando los futuros ciudadanos nacen deben adaptarse a él. Y nadie cuestiona. Se piensa que así debe ser. Así es la vida. Casi nadie hace propuestas para transformar los paradigmas que sostienen las actividades. A esta situación, la llamamos las personas dormidas ¿Será por ello que la educación mundial no está planificada para que las personas piensen, reflexionen y desarrollen un pensamiento crítico, analítico?

Ahora ¿Quiénes sostienen el sistema? Todos aquellos instrumentos que bombardean diariamente con mensajes de ilusiones falsas, de creencias no correctas, de que tiene más valor los elementos externos que lo interno. Los que promueven el sectarismos. Y más.

Se entiende que para muchos esto puede ser información nueva. Sólo se llama a la reflexión y si no es capaz de comprende o aceptar, haga comparación de lo aquí expuesto con los hechos sucedido durante la historia de la humanidad y lo que ahora está viviendo los pueblos del mundo.

Anuncios