PUEBLO LEGISLADOR

La República y sus ideales: Igualdad, Libertad, Justicia y Fraternidad, son las bases de una Patria.

La Educación es el epicentro de la vida del ser humano. Educación para la vida, y luego, para el trabajo. La educación es un derecho humano universal y debe ser gratuita. En este siglo y para vivir en el sistema, el conocimiento es tan esencial como la vida. Se pregunta ¿Si no piensas, realmente existes?

No es ideología partidista porque se sabe que el pueblo es diverso, pero sobre todo, porque no se le dice al pueblo-todo quien es, sino él es quien lo dice. Y a partir de allí se construye en beneficio de un bien común. No se cree en quitar para poner otro. Ya lo errado, errado está. Lo que se debe es transformar y elevar.

Se cree profundamente en el respeto al Libre Albedrío, porque a partir de allí, comienza el camino de la Libertad.

La Historia fue escrita por quienes siempre nos dijeron quienes éramos: Católico, capitalista, socialista, ateo, negro, rico, pobre. Siempre nos etiquetaron. Nos llenaron de paradigmas. Nos colocaban una etiqueta en la frente para decir que debíamos, o no, hacer, a qué grupo pertenecer ¿Pero alguien nos preguntó qué queríamos ser? Por eso e infinidad de elementos, se ama la Libertad. Pueblo Legislador es Libertad correcta.

No se quiere educar a que el Pueblo tenga un pensamiento único. Ni que es la Salvación. De eso, también está hecha la historia. No se sigue líderes ni nombres ni superestrellas. Se aprendió de la historia. Por creer sólo en ellos, cuando se fueron no hubo nadie que continuara. Siempre se esperó a un mesías salvador. Ahora, eres tú el propio salvador de tu mundo ¿Hasta cuándo se va a seguir esperando que otro digan qué, para qué, cómo y cuándo construir? ¿Nunca vamos a asumir lo que significa madurar?

Ahora, es muy importante que entre todos construyamos, por eso somos PUEBLO LEGISLADOR.

Pero que todos construyamos no significa que existan seres humanos con mucho amor, experiencia, sabiduría y preparación que canalicen la voz de todo y lo eleve a una mayor altura. Si, se llaman políticos, aunque un buen nombre sería “Los Sabios del Pueblo” porque esa debería ser su labor.

Saber que todos debemos participar para construir la vida ideal que deseamos, no significa que se apoya la anarquía en cualquiera de sus formas y aspectos. Las reglas claras, a través de leyes elevadas y correctas, es la mejor forma para organizarnos. Aunque las verdaderas leyes comienzan con una buena educación para formar un buen discernimiento de lo que es, o no, correcto.

En Pueblo Legislador más que hablar de desigualdad económica, entre pobre y rico, se habla de su raíz, la desigualdad entre el que conoce y desconoce, entre el que posee un conocimiento correcto y el que no lo posee.

Pueblo Legislador es profundamente humanista. Se visualiza al ser humano como lo que es; por eso, la perspectiva comienza desde ese enfoque, y no, económico ni político.

Pueblo Legislador es un proyecto del ideal de lo que es un sistema correcto. No es una utopía y nunca lo será. Es una propuesta lógica y coherente a partir del proceso y avance histórico del ser humano. Sólo se debe creer, o aceptar, que nuevos modelos de vida se necesitan para salir de tanta injusticia y paradigmas no correctos.

Si eres afín,  has luchado por estos ideales o crees en un nuevo modelo de vida, APOYALO. Hacer nuevas propuestas, parir nuevas ideas, es construir un nuevo camino que dignifique al ser humano.

Anuncios