El planeta  sufre una profunda crisis humana y una de sus causas principales es la conceptual. Los viejos paradigmas están consumiendo la dignidad del ser humano. Para los que pensaban que el sistema monárquico era cosa del pasado, pues se equivocan. Existe un rey que gobierna los pueblos del mundo: el egoísmo. Y sus vasallos son el modelo político, económico, social y otros.

Cuando se comienzan a derrumbar las bolsas de valores, no las económicas sino las morales y conceptuales, ya es un indicativo que se necesita una profunda transformación y reinventarnos como humanidad. Crear un nuevo modelo de vida como civilización. El modelo de que un pequeño grupo, sea político u otro, dirige la mayoría no ha dado resultado ni ahora ni en la historia humana. Pero la propia historia ha contado que cuando se llega a ciertos picos, es necesario los cambios que permitan un nuevo sistema. Hoy es el momento.

El primer modelo a cambiar es el político, y no, el económico como muchos piensan  ¿Por qué? Es la columna vertebral del sistema; lo demás, incluyendo el económico se sostiene de ello. Transformar la política es transformar la forma de hacer economía, pero no necesariamente cambiar la economía es hacer cambiar el modelo político. He allí la posible equivocación de algunos estadistas. El sistema político es quien dirige la vida humana. Dice como se debe vivir y en qué forma se debe manejar la inversión para esa forma de vida. Pero el grave problema que existe en la mayoría de los países del planeta, para no decir todos, es que la política no lo ejerce directamente el pueblo ¿Le parece lógico y coherente que el que vive no puede decir cómo vivir la vida, ni como ser feliz? ¿Será afín con el sistema carcelario donde los presos no pueden proponer ni decidir como vivir en el sistema penitenciario? Es decir, sólo los presos son los que viven de acuerdo a lo que otros deciden.

¿Qué sucede? Quienes son elegidos por el pueblo (la voz, el que sirve a la mayoría) hizo una especie de golpe de estado y ahora decide por ellos y por la mayoría. Ese golpe de estado es un hecho histórico que ocurrió hace unas cuantas décadas e impuso una forma de legislar, de dirigir y gobernar. El Pueblo por ignorancia (¿Quiénes decidían qué tipo de educación había que fomentar y enseñar? ) y por estar absolutamente dormido, no hizo nada al respecto. Y ud sabe, el ser humano es un ser que se acondiciona.

Como la historia dice, cuando un pequeño grupo dirige hay una alta posibilidad de error y equivocación en el manejo de vidas. Es momento de reflexionar y desandar lo andado. Y elevar la forma de vida para dignificar la condición humana.

La propuesta que se presenta es hacer una Reforma Política. El primer punto a comenzar es que el pueblo estudie, trabaje y realice una propuesta sobre el país que quiere construir ¿Cómo se puede realizar? Un año antes de las elecciones presidenciales, se convoca al pueblo, a través de un organismo institucional, a presentar un Plan de la Nación que corresponde al período presidencial. Es el Pueblo libre, soberano, no politizado ni ideologizado, que elige y hace el camino. Y los políticos quienes deben ejecutarlo. eso significa, que ya no es un pequeño grupo quien decide que ideología, políticas y acciones se van ejecutar. Es el Pueblo soberano. Es la Justicia en plena acción para todos.

Qué país no ha vivido que por un pequeño margen de votos, 5 millones de votos, por ejemplo, en un país donde viven 300, un grupo (menos de 1% de la población) decida que ideología, políticas y acciones se deben realizar durante 5 años. Es decir, que millones de seres humanos deban atenerse, calarse o reprimirse, lo que un pequeño grupo del otro sector decide ¿Esto se puede llamar democracia? Que por un pequeño margen o grande, no es lo relevante, se puede cambiar una ideología, un modelo político, una forma de vida. Este modelo democrático promueve el resentimiento ¿Será esa la intención? División, odio y resentimiento, resignación. Bueno, el planeta-crisis vive en coherencia y en absoluta lógica de acuerdo a esta ilógica.

Esta nueva forma democrática, verdadera, real y avanzada, permitiría crear nuevos mecanismos para su realización. Estos nuevos mecanismos permitirían que la verdadera lógica asuma la vida de los pueblos, de seres sensibles, de seres con conciencia.  He allí una propuesta seria para comenzar a cambiar el rumbo de la historia a favor de los pueblos.

Anuncios